El precandidato a la Presidencia de la República se reunió con líderes de su colectividad.


Los candidatos a la Presidencia de la República siguen visitando a Cali. El jueves pasado le correspondió el turno a Juan Manuel Galán, quien está enarbolando las banderas del Nuevo Liberalismo y hace parte de la denominada Coalición de la Esperanza.

El hijo mayor del asesinado candidato a la Presidencia de la República, Luis Carlos Galán se reunió en la capital del Valle del Cauca con antiguos líderes del Nuevo Liberalismo en el departamento.

Galán dijo que espera ganar la consulta popular que hará la Coalición “para convertirnos en el candidato único del centro, que lleve esas banderas de una nueva opción política, enarbolada desde el Nuevo Liberalismo, desde la Coalición de la Esperanza, para triunfar en las elecciones presidenciales y para empezar a construir el verdadero cambio que la sociedad colombiana reclama y espera”.

El precandidato anunció que una de sus propuestas es “reformar la política. Tenemos que apostarle a la democracia orgánica, apostarle a una nueva financiación de la política, porque la financiación de la política por parte de narcotraficantes, de estructuras criminales, de contratistas del Estado ha pervertido la política, la ha corrompido. Debe cambiar esa cultura política clientelista, mafiosa, criminal, que tiene capturada la política”.

Además, aclaró su planteamiento al mundo de crear una industria de usos legales de la hoja de coca. El político explicó que “la hoja de coca tiene cerca de 100 variedades; también tiene 14 alcaloides y solo uno de estos se usa para transformarlo en clorhidrato de cocaína. La hoja de coca ha sido usada durante milenios por nuestros pueblos indígenas para tratar el hambre y el frío, tiene propiedades medicinales y nutricionales. Crear una industria de la hoja de coca le quitaría la materia prima a los narcotraficantes”.

Esa propuesta va acompañada por la construcción de vías terciarías, inversión social y titular la propiedad de la tierra a los campesinos.

Noticia: El Tiempo