Muy importantes y relevantes recomendaciones hizo en su informe final la Comisión de  la Verdad, para formular una nueva política de drogas que permita la reducción efectiva  de la ilegalidad asociada a los cultivos; y de la perversa financiación de la violencia en  Colombia por parte del narcotráfico.

En su informe, “La Comisión concluyó que es tiempo  de  avanzar  en  un  compromiso  frente  a  la  superación  definitiva  del  prohibicionismo” Desde el Nuevo Liberalismo estamos comprometidos con esta causa. 

Como lo entiende la Comisión, el narcotráfico “se ha convertido en un actor político” que  no sólo llegó al núcleo del conflicto armado  y lo ha perpetuado, sino que corrompió  sectores  de  la  sociedad,  la  política,  la  economía,  el  deporte  y  la  cultura.  El  prohibicionismo  fracasó en la lucha contra el narcotráfico. Seguir creyendo que para  enfrentar el narcotráfico basta con eliminar cultivos y criminalizar a los consumidores,  sería un error garrafal. Es hora de una nueva política integral de drogas. 

Además, el narcotráfico ha estimulado la violencia y la corrupción con efectos políticos,  económicos,  sociales  y  ambientales  en  los  derechos  de  individuos,  territorios  y  comunidades. Por ello, la Comisión recomienda al Estado “liderar y promover un debate  internacional  para la modificación  del  régimen  global  basado  en la  prohibición  de las  drogas  y  así  avanzar  hacia  un  régimen  regulatorio”.  Un  debate  que  apunte  a  la  construcción de una alianza mundial con representantes de las víctimas de la guerra  contra las drogas, sociedad civil y la academia, es necesario para poder abordar esta  problemática  de  manera  integral  y  no  seguir  cayendo  en  la  trampa  de  la  fracasada  guerra contra las drogas, que sólo genera más violencia y favorece el negocio criminal del narcotráfico, eslabón perdido de la paz, el punto cuarto del Acuerdo que no se ha  cumplido.  

Desde el Nuevo Liberalismo apoyaremos todas las recomendaciones de la Comisión de  la Verdad y ejerceremos control político para su cumplimiento integral por parte del  Estado Colombiano. Siempre estaremos con las puertas abiertas para cooperar en la  construcción  de la  solución integral  que  necesitamos  forjar  para eliminar el enorme  poder del narcotráfico en nuestra sociedad. Gracias por siempre, Padre Francisco De Roux, S.J.

Autor: Juan Manuel Galán Pachón