Dicha trasformación incluye:

  • Dependencia del Ministerio del Interior para recuperar su vocación civil.

  •  Que esté enfocada en la seguridad urbana, ciudadana y pública

  • Que la base de la política de seguridad sea la política social para que la institución realice intervenciones integrales donde están los jóvenes que hoy son reclutados por las estructuras criminales

  •  Que la Policía Antinarcóticos pase a ser una Unidad contra el Crimen Organizado.

  • Acabar con los clanes de amigos que determinan los ascensos en la Policía Nacional.

Bogotá, nov 22/21. El Precandidato Juan Manuel Galán anunció hoy que como Presidente de la República hará una transformación “estructural y sistémica” de la Policía Nacional, para recuperar su liderazgo civil, la vocación de seguridad ciudadana y la confianza plena de la ciudanía en la institución.

Dicha transformación incluye el que pase a depender del ministerio del Interior y no del Defensa Nacional, en un modelo el en que no haya simplemente una unidad de antinarcóticos, “si no una nueva policía que luche contra el crimen organizado, ya que las bandas criminales combinan el tráfico de drogas con actividades como la trata de blancas y la explotación ilegal de la minería y la madera”.

El precandidato presidencial del Nuevo Liberalismo formuló su propuesta en el marco del debate en el marco del debate que con 11 aspirantes a la jefatura del Estado se realizó hoy en el Gimnasio Moderno de esta capital y que organizaron el diario El Espectador, la organización Temblores y la Maestría en Estudios Políticos de la Universidad Nacional y Fescol.

Para una transformación cultural de la policía enfocada en la seguridad urbana, ciudadana y pública, con énfasis en su vocación civil y no militarista “es necesario que no sólo actúe con contundencia contra los jóvenes que terminan recibiendo las oportunidades que les brindan los delincuentes porque no tienen otra salida, sino también contra las estructuras criminales y de narcotraficantes que aprovechan su miseria para reclutarlos”, manifestó.

Por eso para Galán “la política social es la base de la política de seguridad” para lo cual esta institución deberá realizar actividades preventivas en las comunidades más deprimidas, “no solamente para castigar, perseguir y reprimir, sino también para hacer intervenciones integrales que permitan desmantelar las causas sociales que hacen que los jóvenes terminen reclutados por esas estructuras criminales”.

Agregó Juan Manuel Galán que en esas intervenciones la Policía debe ir acompañada por trabajadores sociales, psicólogos, psiquiatras, gestores de emprendimiento cultural, en recreación y deporte, “para recuperar de esa manera la confianza perdida en la institución policial”.

“No podemos pretender tener seguridad en las calles y en los campos, si tenemos una política de seguridad frágil, deficiente, que no responde a las necesidades de la gente”.

Juan Manuel Galán se comprometió, finalmente, a acabar con los clanes de amigos que determinan los ascensos en la Policía Nacional.

Contacto: Prensa@galan.co